+54 911 22956192 admin@geisharodriguez.com
Seleccionar página

Seguramente te has preguntado: ¿Qué tan buen líder soy? ¿Cómo me están viendo mis colegas y/o mis superiores? Entiendo, no es fácil responder estas preguntas o autoevaluar tu liderazgo. Sin embargo, acá te dejo unos tips que te van a orientar e incluso que puedes implementar para mejorar tu desempeño como líder.

FACTORES QUE DEFINEN AL BUEN LÍDER

  1. Autoconciencia: Habilidad para conocer y entender tus propios cambios de humor, emociones e impulsos, y su efecto en los demás. Sus signos distintivos son la autoconfianza, autoevaluación realista y el sentido de humor autocrítico.
  2. Autocontrol: Habilidad para controlar o reorientar impulsos y estados de ánimo perjudiciales. Tendencia a pensar antes de actuar y reservarse los juicios. Distintivos propios es la confianza en la propia valía e integridad, la comodidad en la ambigüedad y la disposición al cambio.
  3. Motivación: Pasión por el trabajo por motivos más allá del sueldo o el prestigio. Propensión a buscas metas con energía y persistencia. Gran impulso para lograr objetivos, optimismo, incluso ante el fracaso, compromiso con la empresa.
  4. Empatía: Habilidad para entender las emociones de los demás. Capacidad para tratar a la gente según sus reacciones emocionales. Experiencia en construir y retener talentos, sensibilidad intercultural, servicio a clientes.
  5. Habilidades sociales: Habilidad para tratar relaciones y crear redes. Habilidad para encontrar una base común y crear relaciones. Eficacia ante los cambios, capacidad persuasiva, experiencia en crear y dirigir equipos.

 

CAUSAS PRINCIPALES DEL FRACASO DEL LIDERAZGO

  1. La incapacidad para organizar detalles: Un liderazgo eficiente requiere capacidad para organizar y controlar los detalles.
  2. Mala disposición para prestar servicios modestos: Los líderes están siempre dispuestos, cuando la ocasión lo exige, a llevar a cabo cualquier tipo de labor que se les pida que hagan.
  3. Expectativas de gratificación por “lo que saben” y no por lo que hacen con aquello “que saben”.
  4. Temor ante la competencia de su gente: Los miembros de su equipo de trabajo no son sus enemigos, son sus colaboradores y es su deber desarrollarlos. De esta manera puede aparecer su sustituto y usted ser promovido.
  5. Falta de imaginación: Un líder no puede darse de lujo de no analizar y evaluar, con su equipo, cualquier idea, propia o de terceros, por muy descabellada que ésta sea.
  6. Egoísmo: El líder que reclama todo el honor por el trabajo de sus seguidores está condenado a generar resentimientos.
  7. Intemperancia: Un buen líder debe saber manejar la moderación o mesura. La intemperancia aparece cuando alguien no tiene templanza y da rienda suelta a sus pasiones.
  8. Deslealtad: El líder que no sea leal con su organización y con su equipo
  9. Insistir en el título: El líder competente no necesita “títulos” para obtener el respeto de sus seguidores.

Espero que la información compartida sea de su utlidad. Ahora evalúa que estás haciendo o dejando de hacer para impulsar su liderazgo.

Siéntase en la libertad de compartir este material con sus amigos, colegas y miembros de tu equipo de trabajo. Abajo encontrará los íconos para hacerlo a través de sus redes sociales o enviarlo por email.

Si aún no te has suscrito a nuestra newsletter y desea seguir recibiendo este tipo de material, suscríbete a la newsletter (https://www.geisharodriguez.com/blog/) y recibirás nuestras próximas publicaciones.

También puede dejarnos tus comentarios y/o consulta, rellenando el formulario anexo, y gustosamente atenderemos su inquietud a la brevedad posible.

Nos vemos en muestra próxima publicación…